Por Tomás de la Rosa

Con la liberación de los precios de la gasolina (gasolinazo) en enero y el incremento del precio del gas LP en febrero pasado, se disparó el nivel inflacionario del primer bimestre del año a 4.79%, nivel no visto desde hace casi una década (6.24% de igual periodo de 2009).

Si te preguntas, ¿eso en qué afecta? Pues tenemos que informarte que, si tiene consecuencias para tu economía, porque la alta inflación es la peor enfermedad del dinero y con ello la salud de sus ahorros se deteriora perdiendo valor.

El despegue de la inflación afectó tu patrimonio, en caso de que tu capital se encuentre en cuentas bancarias tradicionales, esto porque esos esquemas de ahorro regularmente pagan tasas nominales inferiores a la inflación y con ello las tasas reales de rendimiento son negativas, es decir, que tu dinero pierde valor.

La tasa de interés nominal o rendimiento nominal (en cuestión de ahorros) es la parte del dinero que paga el banco al depósito hecho por determinado plazo. Regularmente, las instituciones bancarias ofrecen tasas sin considerar comisiones, impuestos ni inflación. Independientemente del plazo pactado, las tasas se revelan en forma anualizada.

En ese escenario, con niveles inflacionarios por arriba de la tasa de interés nominal, el rendimiento real es negativo. Lo que significa que tus ahorros perdieron parte de su poder adquisitivo.

Un ejemplo claro, es que el año pasado, las tasas de interés en depósitos de ahorro en la banca comercial, promediaron un rendimiento anualizado de 2.64% nominal y considerando la inflación de 2.82 puntos porcentuales en todo el año, el rendimiento real fue negativo en 0.18 por ciento. Es decir, si hubieras ahorrado mil pesos en 2016, en este tipo de instrumentos, al final del año habrías tenido el equivalente a 998.2 pesos.

De las estadísticas disponibles sobre tasas de interés en la banca comercial, en 2016 la minusvalía más considerable se presentó en los depósitos a plazo fijo de dos meses que pagaron un interés nominal de 0.98%, con la cual la tasa real en 2016 fue negativa y se ubicó en 1.79 por ciento.

Con la espiral inflacionaria de enero de 2017, el peor rendimiento real se tuvo en los pagarés a 28 días con rendimiento liquidable al vencimiento. La tasa de interés real fue negativa en 3.12%, esto al pagar una tasa nominal de 1.45 puntos porcentuales, dado a que la inflación en enero fue de 4.72 por ciento.

Es por esto que, al momento de invertir, debes tener presente la expectativa de inflación esperada para el año en curso y el próximo. Dicha información se da a conocer los primeros días de cada mes por el Banco de México (Banxico).

Las Casas de Bolsa son intermediarios financieros que pueden ayudarte a invertir tu dinero de forma inteligente. Este tipo de sociedades te ayudarán a obtener tasas de interés reales positivas al momento de poner a trabajar tu dinero, ya que harán que tu capital genere atractivos rendimientos.

Haz que tu dinero crezca y comienza a invertir, será la mejor decisión que puedes tomar para garantizar un retiro holgado. No lo pienses más y  contacta a un asesor financiero    que será tu guía en el mundo de las inversiones.

El experto te ayudará a diseñar una  Estrategia de Inversión diversificada,  como un traje a la medida de cada inversionista. Se realiza con base en los objetivos que tengas, ya sean a corto, mediano o largo plazo, tu situación patrimonial y el horizonte, es decir, el tiempo que dispongas para tener tu dinero trabajando

Además, la Estrategia de Inversión englobará instrumentos de Renta Fija y Renta Variable, dependiendo de tu perfil de inversionista, así como los sectores y compañías de tu interés.  Conoce más sobre la Renta Fija y Variable.

Nunca es tarde para comenzar a invertir. El tiempo está de tu lado y tu dinero puede trabajar para que consolides tus sueños y proyectos.

 

Conoce qué impacto la inflación en abril