Por Marisol Magaña

Llegó el mes de noviembre y con él el festejo a nuestros fieles difuntos, una tradición milenaria donde recordamos y honramos a aquellos que su paso por la vida concluyó. Nuestra tradición dictamina que las almas de los niños nos visitan el 01 de noviembre, mientras que las de los adultos regresan el día 02.

Ofrendas con los alimentos, bebidas y objetos que más les gustaban a los difuntos, flores de cempasúchil, pan de muerto, calaveras de dulce, frutas de temporada, veladoras, papel picado, adornos alusivos al Día de Muertos y el olor a incienso y copal, se apoderan de la escenografía de la Ciudad.

En nuestro país cada región cuenta con sus propias tradiciones sobre el culto a la muerte, los cuales se centran en sus usos y costumbres. Pero, lo que no cambia es el hecho de que las personas esperan la visita de las almas de los seres que tuvieron que partir al más allá.

Sin embargo, el festejo de Halloween pese a ser una tradición del vecino país del Norte, se ha convertido en una fiesta que cada vez cobra más auge y se apodera del gusto de los más pequeños de la casa, los cuales con emoción se disfrazan para pedir dulces.

Pero no sólo las familias, los niños y los jóvenes pueden disfrutar de esta fiesta, los inversionistas también pueden. Tal vez te preguntes ¿cómo es posible esto?, la respuesta es con un indicador que los ayudará a incrementar exponencialmente sus rendimientos durante seis meses.

El indicador Halloween asegura que, a partir de la noche de Halloween, se dan los mejores meses para las Bolsas frente a los de verano que se mueven con mayor tendencia negativa. Es decir, durante el invierno los mercados financieros responden con mayor avidez.

Este “terrorífico” indicador estuvo rezagado por muchos años, pero en 2002, dos profesores de la Universidad de Massey, en Nueva Zelanda, pusieron sus ojos en él.

Los académicos Ben Jacobsen y Cherry Zhang, se dieron cuenta que la regla “compra en Halloween y vende en mayo” tenía una mejor tendencia que el conocido “efecto enero”. También, demostraron que esta tendencia positiva se cumplió en 36 de 37 países estudiados desde 1964.

Ambos profesores concluyeron que, en promedio, los retornos eran varios puntos porcentuales más altos entre el 31 de octubre y el 30 de abril que del 30 de abril al 31 de octubre. Se dieron cuenta qué indicador funcionaba a la perfección.

No obstante, es importante recordar que los movimientos de los mercados financieros pueden impactar las inversiones, es por esto que el análisis sobre las tendencias bursátiles lo debe realizar un experto de una Casa de Bolsa.

Los asesores financieros tienen los conocimientos y la experiencia con la cual podrán llevarte por los instrumentos más atractivos y que generen mayores rendimientos durante la época que cubre el indicador o cualquier otra.

El indicador Halloween te está esperando para darte seis meses de buenos resultados. Contacta a un asesor financiero   y juntos consigan el éxito con esta tenebrosa tendencia.

¿Conoce qué pasa cuando salen de las brujas? Descúbrelo aquí