Por Engge Chavarría

Invertir en la Bolsa de Valores puede representar para muchas personas una acción peligrosa y provocar, al final, que desechen la posibilidad de hacerlo. Esto es entendible porque la idea de perder su patrimonio a cualquiera pone en jaque.

Sin embargo, es momento de que comiences a entender que invertir en la Bolsa no es arriesgado como parece, solo hay que seguir algunos principios básicos que aplican a todas las inversiones. El economista Carlos Ponce en su libro “La Bolsa de Valores es para los Niños”, plantea que invertir en esta plataforma es la mejor alternativa para realizar tus sueños y alcanzar tus metas. Y tiene mucha razón, ¡todos deberíamos invertir en ese mercado!

Ya sabemos que hace tiempo dejaste de ser niño, y ahora, probablemente estás considerando la posibilidad de convertirte en inversionista, así que lo primero que tienes que hacer, es comenzar a ver el otro lado de la moneda y darte cuenta de las ventajas que te ofrece la Renta Variable.

La Renta Variable, es un instrumento en el que se desconoce cuál será su comportamiento en el futuro, pero que está ligado al comportamiento de una o muchas empresas. La clave está en el largo plazo y en la diversificación de la inversión. Conoce las diferencias entre Renta Fija y Variable

Cuando hablamos de diversificación, nos referimos a que tu dinero no debe estar en un solo instrumento, sino en varios, es decir, destinar un porcentaje de tu inversión a distintos activos. Si estás invirtiendo en acciones, compra acciones de muchas empresas, no solo de una. Conoce por qué es importante diversificar las inversiones 

¡Conviértete en accionista!

Para las personas de 35 a 60 años, invertir en la Bolsa de Valores es una excelente opción, porque es en esta etapa donde se consolidan proyectos, ganancias, ahorros y planes de negocio.

Cuando inviertes en acciones, te conviertes en dueño de valores que te permiten ser parte de la empresa. Eres tenedor de una parte de ella. También tienes la posibilidad de aumentar tu patrimonio en la medida que pase el tiempo. No se te olvide que, en este terreno, el largo plazo, es la mejor opción.

Debes tener presente que, cuando se accede a las Bolsas de Valores (de México o del mundo) se obtienen diversos beneficios, por ejemplo, una elevada rentabilidad. Está claro que entre mayor volatilidad se asuma, aumenta la posibilidad de obtener más rendimientos aunque en el corto plazo puedan existir minusvalías.

Para comenzar a invertir en Bolsa no se necesita tener un gran conocimiento, ni ser millonario, solo debes considerar lo siguiente:

  • Siempre apóyate de las personas que conocen el funcionamiento del mercado de valores, es decir, los asesores financieros.
  • Ten muy claros tus objetivos de inversión, para qué estás invirtiendo y en cuánto tiempo buscas alcanzarlo.
  • Acércate a una Casa de Bolsa, estas instituciones son las especializadas en ofrecer soluciones de inversión. Verifica su experiencia y cuántos años tiene en el mercado.

Es cierto que en la actualidad existe mucha volatilidad en los mercados financieros y una de las causas se debe a Donald Trump. Sin embargo, debes tener presente que en el mundo de las inversiones la volatilidad representa oportunidad. Conoce en qué invertir con Trump en la Casa Blanca 

Es el momento de contactar a un asesor financiero,  para que comiences a invertir en las Bolsas de Valores desde hoy. Él será el encargado de llevarte paso a paso por el camino de las inversiones y juntos podrán diseñar una Estrategia de Inversión diversificada  que englobe las compañías y sectores más prósperos en tiempos de volatilidad.

No lo pienses más y comienza a invertir. Las Bolsas de Valores te están esperando.

Conoce paso a paso cómo invertir en Bolsa

Inversionista principiantes jpeg